lunes, 13 de marzo de 2017

Sueños


Eres capitán de un barco,
el héroe del cuento,
quizá un indio con arco,
pero nunca escoges el momento.

Vuelas alto en el cielo,
viajas al espacio.
Ondea tu pelo,
deprisa y despacio.

Bueno o malo puede ser,
si es bueno, de maravilla.
Si es malo a tu entender,
tranquilo, que solo es una pesadilla.

Evocas tiempos pasados,
o viajas al más lejano futuro,
recuerdos que tenías atados
o la mejor imaginación seguro.

Sea cual sea el motivo
y cuando frunzas el ceño
despertarás emotivo
recordando ese sueño.


Jorge ML.

domingo, 24 de mayo de 2015

Si me dices que sí


Quiero ser el centro de tu mirada,
que se fije en mi y quede atascada.

Quiero ser quien conquiste tus oídos,
para expresarte estos versos
escuchados o leídos.

Quiero ser presa de tu boca,
que beses con tus labios,
que se vuelva loca.

Quiero ser objeto de tu pasión,
que me dejes sin habla y sin razón.

Quiero ser aire puro
que se cuele en tu nariz,
para llenarte de vida
y hacerte feliz.

Todo eso quiero ser
si me dices que sí.

Jorge ML.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Bajo la lluvia esperaré


Gris nubarrón se alza
mientras el sol emprende su andanza,
junto con mi esperanza
el agua danza.

Ponte la capucha
y contra la lluvia lucha
como escapando del cebo
en el puerto la trucha.

Bajo la lluvia esperaré
tu cálido abrazo,
el calor de tu regazo
y tu "siempre te querré".

Un atisbo de luz asoma
que al arco iris no perdona,
y aunque me de esperanza
el agua todavía danza.

Bajo la lluvia esperaré
tu cálido abrazo,
el calor de tu regazo
y tu "siempre te querré".

Gotas dejan de caer
azul el cielo vuelve a ser,
pero por mucho que espero
no te he vuelto a ver.

Bajo la lluvia esperaré
tu cálido abrazo,
el calor de tu regazo
y tu "siempre te querré".


Jorge ML.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Desde las alturas


Desde las alturas todo se ve diferente. Difícilmente podrás ver el suelo, ya que las nubes lo tapan por completo. Algo parecido ocurre si en muchos de esos enormes rascacielos que podemos encontrar en Nueva York, por ejemplo. Eso no quiere decir que el suelo no esté ahí. Existe, pero no podemos verlo, y eso asusta. Miedo a lo desconocido, miedo a las alturas. Miedo.

El miedo es como volar a grandes alturas. Tan alto que todo se vuelve diminuto, tanto que en ocasiones desaparece. Los miedos nos suben a uno de esos rascacielos donde no podemos ver nada más que nubes, y de pronto apareces tambaleándote sobre una cornisa.

Entonces bajas a la calle y todo parece más seguro, estás con los pies en el suelo y ya no puedes caer al vacío.

Levantas la cabeza y apenas ves la última planta. Del mismo modo no ves los aviones que sobrevuelan tu cabeza.

No ves los miedos que sobrevuelan tu cabeza.

martes, 12 de junio de 2012

Como a la pintura el aguarrás

A Nuria.


Te quiero sentir cerca,
pero no estás...
quiero que rias,
pero no lo harás.

Te quería hacer feliz,
y como en los cuentos comer perdiz.
Lo intenté todo,
miré más allá de mi nariz.
No lo he conseguido,
es más,
tu amor se ha ido.
Cada día te quiero más,
como a la pintura el aguarrás.
Mi corazon late deprisa,
cuando sonríes,
todo tú lo consigues,
a mí no me mires.
Cada día te quiero más,
como a la pintura el aguarrás.
No lo olvides,
aquí estoy,
si me quieres más que ayer,
quiéreme hoy.

Jorge ML.